5 formas en que la postura puede ayudar a mejorar la salud mental (CIENTÍFICAMENTE PROBADA)

Todos hemos escuchado a nuestros padres diciéndonos que nos sentemos derechos, que caminemos altos y que tengamos una postura adecuada. Pero, ¿por qué es tan importante una buena postura? Además de los beneficios para la salud física que una buena postura nos puede proporcionar, también puede contribuir a una mejor sensación de uno mismo, una perspectiva más feliz de la vida e incluso ayudarnos a hacer amigos. A continuación, verá cinco formas en que la postura puede mejorar el bienestar mental.

1. Mejora tu humor

¿Alguna vez ha notado que cuando se siente deprimido, tiende a hacerse físicamente más pequeño, tal vez acurrucándose en la cama o cruzando los brazos y las piernas? Intenta hacerse lo menos posible, lo que sirve como mecanismo de afrontamiento, pero también es un reflejo de cómo se ve a sí mismo. Nuestros sentimientos en esta causa cambian nuestra postura, pero nuestra postura también cambia cómo nos sentimos. ¡Hacer lo contrario puede mejorar tu estado de ánimo! Sentarse con orgullo en su escritorio y ocupar espacio puede hacer que se sienta mejor, se sienta bien o no. Póngalo en acción: tómese 30 segundos por la mañana para pararse derecho frente a un espejo. Pon los hombros hacia atrás y sonríete a ti mismo. Estírate y hazte grande . Esto no solo lo ayudará a comenzar su día con el pie derecho, sino que también aumentará el flujo sanguíneo, lo que nos lleva al siguiente punto

2. Mejora el flujo sanguíneo al cerebro

Sentarse o pararse correctamente aumenta el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Si tiene un trabajo de escritorio, tener una postura adecuada puede evitar que la sangre se acumule en sus piernas y lo haga sentir incómodo. Además, una buena circulación sanguínea significa que está llegando al cerebro, lo que le facilita pensar y realizar tareas complejas. Entonces, no te frustres si no estás del todo en tu juego. Estirar y arreglar su postura puede ayudarlo a superar esa pausa de medio día.Ponlo en acción: si sientes que tu cerebro está un poco lento (tal vez después del almuerzo), levántate y ve al baño. Haga algunos estiramientos sobre la cabeza y realmente haga que su sangre fluya. Una vez más, mírate en el espejo y asegúrate de que tus hombros estén hacia atrás y que tu columna esté en su lugar. Cuando regrese a su escritorio, mantenga esa postura alta, ¡verá la diferencia!

3. Te ayuda a hacer amigos

En general, a la gente le gusta la gente feliz. Si puede emitir un sentimiento de apertura, felicidad y receptividad, es más probable que las personas sean amigables con usted. Una postura abierta puede ser sentarse derecho, frente a las personas y no a la pared, con los brazos y los hombros hacia atrás y en una postura acogedora. No debes cruzar los brazos o las piernas, ya que te hace parecer cerrado (¡pero esto puede funcionar si solo necesitas algo de tiempo para ti mismo!)Ponlo en acción: digamos que estás en un lugar nuevo y con la esperanza de hacer amigos. Ve a un café y siéntate en una mesa central. Guarda los auriculares y el teléfono, y siéntate con los brazos sobre la mesa. Una sonrisa es el signo internacional de la felicidad, por lo que una sonrisa te hará parecer amigable y abierto. Una postura atractiva debe expresar apertura, así que piense en cómo se vería una persona accesible e imítela.

4. Aumenta la confianza

Mantener la espalda erguida y sacar el pecho puede ayudar a aumentar su confianza. Mantenerse erguido y sentirse seguro puede hacer que otros lo perciban como seguro.  Incluso si no estás tan seguro de tu presentación de clase o entrevista de trabajo, puedes engañarte a ti mismo para tener más confianza de lo que realmente sientes haciéndote lo más grande que puedas, lo que se llama postura expansiva . Practicar algo de esta postura expansiva puede hacerte sentir diferente acerca de ti mismo e incluso cambiar tu estado de ánimo. Póngalo en acción: imagine cómo se ve una estrella de mar, con los brazos y las piernas tan abiertos como sea posible. ¡Haga eso en el baño antes de su presentación y seguramente se sentirá más seguro!

5. Te hace más productivo

Todos hemos tratado de escribir nuestro trabajo final o un gran informe mientras nos acostamos en la cama o en el sofá. Sí, es mucho más cómodo, pero ¿te has dado cuenta de que el contenido no es tan bueno y te cuesta más concentrarte? Eso es porque nuestra postura afecta cuán productivos somos. Sentarse derecho en un escritorio nos hace tomar la tarea más en serio y nos ayuda a eliminar esas últimas 3 páginas más rápido de lo que podríamos si estuviéramos encorvados o acostados.Póngalo en acción: en lugar de recostarse en un sillón o tratar de ponerse lo más vertical posible, busque un escritorio que tenga la altura adecuada para usted, coloque los pies en el suelo y siéntese derecho. ¡Su sangre fluirá más fácilmente y estará en el estado de ánimo adecuado para realmente hacer el trabajo!

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *